Boletín Informativo N° 055

Correpi
26.Dic.99 :: Boletines Inf. 1999

SUMARIO
1- Grave pérdida
2- Muerto en Comisaria de Mendoza
3- Capturan a torturador
4- CORREPI en Corrientes
5- Absolución fácil
6- Otra vez los patovicas
7- Próximas actividades

GRAVE PERDIDA
El jueves 23 en horas de la madrugada, el compañero Jorge Carballo y su mujer Sandra Buffi fallecieron al chocar su auto contra un camión en la ruta 2. Como ya hemos dicho en un comunicado emitido el mismo dia, la pérdida del compañero y amigo Jorge es muy grande para el movimiento antirrepresivo. Jorge había sido fundador de la Comisión Marplatense contra la Represión y principal impulsor de la lucha por justicia para Christian Campos, torturado, asesinado e incinerado por la policía bonaerense. Jorge protagonizó muchas luchas y acompañó otras tantas como la toma de la Catedral en julio de este año.
Compañero Jorge: Hasta la Victoria Siempre.

MUERTO EN COMISARIA DE MENDOZA
El jóven Aldo Guillán de 18 años fue detenido por la tenencia de dos cigarrillos de marihuana, y llevado a la comisaría del barrio Cano de la ciudad de Mendoza.
Luego de varias horas de detención el muchacho pidió ir al baño, al cabo de un rato se escuchó un disparo y apareció muerto. Según la versión oficial, el joven se disparó un tiro con un revólver calibre 38 largo, que escondía bajo sus ropas. Cabe aclarar que vestía sólo un pantalón de baño.
Es absurdo suponer que los policías lograron hallar la marihuana durante la requisa personal, pero les pasó inadvertido un revólver de importante tamaño. Un muerto más en comisarías.

CAPTURAN A TORTURADOR
Como ya informáramos en ediciones anteriores, el 24 de julio cuatro jóvenes de la localidad de San Martín fueron detenidos por personal de la comisaría 1a. de esa jurisdicción, tras salir en defensa de un chico de la calle que estaba siendo humillado por un policía federal. En esa ocasión los condujeron a la seccional y a Guido Araya y Mario Sieben los golpearon duramente, mientras que a Andrés Castro y Sergio Cabrera fueron sometidos al tormento llamado “submarino seco”, que consiste en la colocación de una bolsa de polietileno en la cabeza para dificultar la respiración. Los muchachos hicieron la denuncia y el fiscal Sendot allanó la comisaría y hasta pudo hallar las bolsitas con las cuales habían sido torturados. Dos dias después del hecho, otros jóvenes, Gonzalez y Encina se presentaron ante el mismo fiscal denunciando que habían sido golpeados y torturados en la misma dependencia. Todos acusaban al cabo Botrón y al oficial Pallerini. De los seis, cinco lo reconocieron en rondas de presos, y con eso se solicitó sus detenciones, con lo cual se dieron a la fuga.
El viernes 17 a la noche a Botrón lo ubicaron en la casa de un familiar y se procedió a su detención. Lo indagaron y negó los hechos, y preguntado sobre por qué se había fugado, dijo no saber que se hallaba prófugo. Ahora la fiscal De Leo pidió la prisión preventiva que debe resolver el juez Sorondo. Todo indica que esta causa marcha hacia juicio oral y que los abogados de CORREPI que representan a cuatro de las seis víctimas, requerirán el máximo de la pena para este torturador.
Pallerini se encuentra aún prófugo y se supone que está en Paraguay, y si persiste en esa situación es sólo gracias al apoyo de su institución. Estos prófugos se suman a los más de diez que gozan de la impunidad y de la justicia cómplice.

CORREPI EN CORRIENTES
Nuestro viaje fue concertado con la COMISIÓN PROVINCIAL DE DDHH, con relación a los hechos de la toma de puente que culminó con la represión del día 17 de diciembre. Pudimos percibir que la población en general tenía claro dos cuestiones:
1) que el número de muertos era superior al que da cuenta la versión oficial (entre 5 y 7); 2) que la Gendarmería atacó con armas y municiones calibre 22, con mucha gente de civil y que fue un operativo de gran magnitud.
Pudimos reforzar las fuertes sospechas de que el gobierno de la intervención Mestre tiene el propósito de acotar el saldo de conflicto a estas dos únicas víctimas fatales (Francisco ESCOBAR y Mauro OJEDA), siendo que incluso es posible conjeturar que pudo haber habido algún gendarme muerto y más heridos, todos los cuales habrían sido retirados hacia el Chaco.
Tomamos contacto con la mujer que recibió una granada de gas en su casa y tuvo una crisis de asma, la que está con disposición igual que su marido para brindar testimonio de ser necesario.
La mamá de Mauro OJEDA, a pesar del evidente estado de conmoción por el asesinato de su hijo por parte de los gendarmes, demostró una entereza inusitada. Fue visitada por gente de la intervención que la convocó a la misma hora de la marcha de los familiares (martes a las 6 de la tarde) a la gobernación. Evidentemente la idea de ellos era darles una pensión a cambio del silencio por el crimen de su hijo. Mantuvimos un encuentro con ella y el hermano del compañero abatido y el resultado fue que no concurrieron a la entrevista con Mestre, manifestando a la prensa que no iban a cambiar la vida de su hijo por plata porque “mi hijo no fue un perro”. Ha sido el broche de oro de un verdadero acontecimiento en la sociedad de Corrientes. Las jornadas de la toma del puente han tenido dos consecuencias en la subjetividad del pueblo correntino que trascienden los “análisis políticos”: han encendido la llama de la dignidad y de la solidaridad en el tejido social. A pesar de las pocas horas que estuvimos pudimos percibir que esa actitud no es sólo del activo sino se ha encarnado en mucha gente, acaso como reacción a tantos años de vida prebendaria.
Como resultado de la percepción de amplios sectores sobre el ocultamiento de víctimas presentamos una denuncia penal ante la Fiscalía de turno a la que, en principio, nos habían dado andamiento.
Participamos de la marcha con los familiares y habló nuestra compañera María del Carmen Verdú ante el Tribunal que lleva la causa de Gustavo Gómez, manifestando nuestra solidaridad, el carácter de la represión desatada y el papel de la CORREPI frente a la represión institucionalizada. Todo ésto en un breve discurso que fue recibido con aprobación por los participantes.
Tuvimos una entrevista con periodistas del diario El Litoral, que reflejó una buena parte de nuestras declaraciones y se grabó una radial para una FM amiga. En la noche de nuestro regreso, la compañera Hilda Presman concurría a una entrevista de la TV local.
Mantuvimos un breve encuentro con la abogada que asistió a los presos quien nos informó que la situación de los imputados era muy favorable y que estaba por pedir el sobreseimiento.
Respecto del operativo de Gendarmería:
Actuaron fuera del marco de la orden judicial (el Juez Federal había dado el 13 una orden de desalojar el puente, pero el 15 había dado la contraorden); desactivaron la usina dejando sin luz a toda la ciudad primero y luego cortaron el agua; se desplegaron de un modo muy cuidadoso, posiblemente empleando a los camioneros como medio de distracción mientras llegaron por el agua con lancha que aportó la Prefectura; emplearon adrede calibre 22.3 en armas largas, probablemente en algunos casos con mira telescópica y-o infrarrojo para la oscuridad (ésto no pudimos confirmarlo); desplegaron una buena cantidad de hombres de civil e ingresaron a viviendas y techos de barrios populares más allás de su estricta jurisdicción formal que era sólo el puente; golpearon a todos los presos, cortaron el agua, se movieron en forma de pinzas y sembraron el terror durante varias horas. El Jefe máximo del operativo, Cdte. Chiappe ha estado involucrado en el terrorismo de estado y figura en listas de represores.
Breve estimación del operativo: Evidentemente se ha tratado de una expresión bastante elaborada de la práctica contra insurgente. Es probable que el operativo fue realizado con el propósito de sembrar terror con el menor costo posible, sembrando confusión y con gran rapidez y eficacia disuasiva. No parece aventurado suponer que se ha tratado de un experimento a partir de las vieja “doctrina de la seguridad nacional”, adecuado a nuevas modalidades represivas mucho más sutiles para controlar las protestas sociales con el menor costo político para no poner en peligro la gobernabilidad y la legitimidad de la democracia formal (?).
Una última reflexión: el saldo positivo de nuestra modesta contribución en Corrientes de desprende de la espontánea presencia del Delegado del Ministro del Interior que nos intentó convocar a la Gobernación a cambiar Ideas, lo que rechazamos por innecesario no sin antes invitarlo a que Mestre rinda cuentas de los despidos y de la represión que desatara en su gestión anterior en Córdoba.
Nos volvimos con la sensación que la experiencia de Corrientes contiene una alta calidad, aunque en el corto plazo aparece como un repliegue de la gente por haber percibido una parte de los sueldos atrasados, que sólo pudo obtener con la ofrenda de las vidas humanas sesgadas por la represión. No parece aventurado suponer que las luchas pueden reiniciarse en cualquier momento y que el ejemplo pueda extenderse por otros lugares del país comio ya está atisbándose.
Cualquier análisis político de esta situación debe comprender necesariamente este salto en la calidad de la lucha, especialmente en la subjetividad. Es probable que ello no alcance para garantizar triunfos futuros, pero sin ese salto se podría en cambio garantizar derrotas. No hay ninguna correlación entre el accionar de la gente y el de las fuerzas políticas de la izquierda tradicional. al punto que el máximo dirigente de un partido del que no queremos acordarnos tomo punto de referencia de su contribución haber vendido 100 periódicos arriba del puente. Al menos no parece que la lucha haya sido influída en alguna medida siquiera por las maquinarias partidarias de esas u otras fuerzas.

ABSOLUCION FACIL
Nuevamente un Tribunal sentenció a favor del gatillo fácil. En el juicio oral en el que se debía condenar a los asesinos de Nestor Bauche y Sergio Bazán, resultó condenado a la ínfima pena de cuatro años el acusado civil y directamente absuelto el policía Chamorro. Ya el juicio venía viciado, porque en abril del ‘98 los jueces de Quilmes dejaron en libertad a los asesinos so pretexto de la aplicación del Pacto de San José de Costa Rica (el mismo que le niegan a miles de presos), por el quedan en libertad tras haber estado detenidos sin condena durante dos años. Durante los años ‘98 y ‘99 Mirta y Nicanor Bauche protestaron y manifestaron exigiendo que se realizara el juicio, después de muchas dilaciones se fijó la fecha para el 14 de diciembre. Al iniciarse el debate se le impidió a los particulares damnificados representados por nuestro compañero León Zimerman, la participación que les corresponde por el nuevo ordenamiento procesal, es decir el derecho a preguntar y hablar. La fiscal actuante, supuesta representante del Estado contra el acusado, prácticamente no había leído la causa y se negaba a preguntar lo que Zimerman le pedía. Al finalizar el debate y a la hora de los alegatos, la fiscal cambió la acusación de Homicidio Simple, por la de Homicidio en Riña como si Bauche y Bazán hubieran participado en una balacera, por ello pidió la pena de 6 años para los acusados. Por su parte nuestro compañero pidió la pena de 20 años y planteó que el móvil del homicidio había sido la negativa de las víctimas a vender drogas.
El tribunal en un fallo insólito y descarado consideró que los muchachos en ningún momento fueron agresores, por lo que no existió la supuesta “riña”, pero incoherentemente condenó al imputado Albarracín a la pena de cuatro años por homicidio en riña, por haberse comprobado que disparó un arma.
Con relación al Chamorro, debido a una supuesta segunda secuencia de tiros, el tribunal entendió que estos, que salieron de la pistola reglamentaria del policía, habrían sido en legítima defensa, por lo que se lo absolvió.
O sea si los muchachos no agredieron y además no portaban armas, no se entiende que riña hubo ni de que legítima defensa se escudó Chamorro para matarlos.
En el momento de leerse esta parte de la sentencia, las familias de los jovenes asesinados comenzaron a gritar e insultar a los miembros del tribunal. A pesar de la presencia de efectivos policiales, derribaron la valla que separa el estrado del público y debió desalojarse la sala con la fuerza pública. Más tarde se decidió continuar con la lectura del fallo y al terminarse, el presidente del tribunal pronunció las formales palabras de conclusión: “Este juicio ha terminado”. En ese momento, nuestro compañero Zimerman lo retrucó “No se terminó nada, porque este juicio fue una farsa”. El presidente lo inquirió para que repitiera y Zimerman lo volvió a decir y le prometió que lo ratificaría por escrito. Visiblemente nervioso lo conminó a que labraran un acta, pero “Toto” le dijo que su lugar era con su gente y no en ese recinto de parodias.
Ya se presentó el escrito apelando el fallo ante la Cámara de Casación Provincial.
Los Bauche, doloridos por la injusticia, se comprometieron a proseguir la lucha por castigo a los culpables.

OTRA VEZ LOS PATOVICAS
La noche del jueves 23 Felipe Valdez y su novia Sheila fueron a bailar a la boite Coyote. Debido a un problema que la chica tuvo con una camarera, se inició un intercambio de insultos que desembocó en una gresca sin mayor trascendencia. Felipe decidió intervenir y retirar a su novia del local bailable. En dicho momento, aparecieron cuatro o cinco “patovicas”, (fisicoculturistas que son custodios privados) y le propinaron una brutal paliza. El muchacho debió ser remitido al Hospital Fernandez. A pesar que el hecho ocurrió en la acera, la Policía Federal de antigua alianza con estos matones, no hicieron nada y omitieron auxilio al joven.
Según la consigna policial están “Al servicio de la comunidad”. Sin embargo, más tarde debieron intervenir puesto que un transeunte presenció todos los hechos y sobre todo como le pegaban a Felipe, y llamó a la Central de la PFA.
El anterior jefe de gobierno, actual presidente de la Nación De la Rua se había mostrado muy preocupado por el accionar de los patovicas el año pasado. Decidió darles un “Curso de Derechos Humanos”, como en otras ocasiones, a genocidas y represores contemporáneos, algunos jueces les imponen para que se inserten en la democracia.
Es hora que alguien haga algo serio -no pavadas- con estos parapoliciales de discoteca.

PROXIMAS ACTIVIDADES
El 12 de enero en la localidad de Talar de Pacheco, la familia de Maxi Maidana rendirá homenaje en el tercer aniversario de su homicidio.
18 de enero de 2000 los compañeros María del Carmen Verdú, Raúl Schnabel y Dario Machado disertarán acerca de la continuidad del aparato represivo en el Centro Turístico de Chapadmalal.

CORREPI

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google