Boletín Informativo N° 054

Correpi
18.Dic.99 :: Boletines Inf. 1999

SUMARIO
1- CORRIENTES - REPRESION DE LA ALIANZA
a) Cronología de los últimos días del conflicto correntino
b) La CORREPI junto al pueblo correntino
c) El movimiento antirrepresivo contra la Gendarmería de Storani y De la
Rua
d) Comunicado de CORREPI
2- Próximas Actividades

CORRIENTES - REPRESION DE LA ALIANZA
El día 10 de diciembre, mientras Menem se iba y De la Rua asumía la
presidencia, los trabajadores correntinos que hacía 4 meses que no
percibían su salario, decidieron retornar al puente que une esa
provincia norteña con la vecina Chaco. Independientes de los partidos
del sistema, radicales y P.J. y de los que representan los intereses de
la oligarquía provincial (Pacto Liberal- Autonomista y Partido Nuevo)
los compañeros “autoconvocados” y Cabildo Abierto exigían las promesas
de campaña. A ellos se sumaron los gremios estatales y la Comisión
Provincial de DDHH.
Rápidamente el gobierno pretendió recurrir a la “cuña” de la negociación
con ciertos sectores burocráticos. Mientras los judiciales confiaban en
las reuniones del dirigente Mendibil y Storani y decidían bajarse del
puente, la convicción y combatividad de los autoconvocados se plantaban
en el General Belgrano. El gobierno les envió la gendarmería y emprendió
la primera represión.
Los correntinos no se amilanaron y volvieron al puente. Se empezaron a
ver los primeros carteles “Storani represor”. El gobierno remite al
parlamento un proyecto de intervención de la Provincia. Es votado
unánimente por los bloques de la Alianza y el P.J.
Empezaron a desarrollarse inconcebibles acciones de los camioneros, que
más afectos a sus compromisos empresariales que a la conciencia de la
clase, presionaban al levantamiento del corte del puente. El dirigente
del MTA, el camionero Moyano, nada decía, pero se reunía con el flamante
ministro de Trabajo, Flamarique.
Los correntinos sabían que su accionar aprisionaba a De la Rua. De la
Rua que había apostado por el ajuste y los compromisos con el FMI, no
podía aceptar lisa y llanamente sus reinvindicaciones, ya que la
afligente situación económica azota a muchas provincias del país, y
mandar fondos a esa provincia implicaba que las demás reclamaran igual
tratamiento.
También les planteaban al país que ellos no habían cortado el puente
para pedir la intervención federal.
El gobierno demoraba la designación del interventor, mientras que el
ministro Storani, el otrora autoproclamado progresista, habla de la
necesidad de “pacificar” la provincia.
La madrugada del 17, a las 4:30 hs. la Gendarmería, fuerza de seguridad
dependiente del Ministerio del Interior, en una típica maniobra bélica
de pinzas, desde Chaco -en balsas- y desde Corrientes con la
participación de camioneros, desataron la infame represión contra los
trabajadores.
Alrededor de las 8:00 de la mañana, mientras los trabajadores se
rearmaban y construían barricadas y resistían con piedras, los gendarmes
comenzaron a disparar sus armas de fuego, de distinto calibre que las
oficiales para permitir después exculparse. Oficialmente, 2 muertos. Más
de 60 heridos. Gran cantidad de detenidos. El jefe de la Gendarmería,
Chiappe se autoproclamó responsable por el operativo. Nadie asume
semejante responsabilidad sin contar con apoyo político del ministerio
al que pertenece.

Queremos agregar los comunicados que los compañeros de la Comisión de
Derechos Humanos de Corrientes nos mandaran durante toda la semana,
remitidos desde el propio Puente Gral Belgrano:
Informe antes de la represión
Los sectores que están arriba del puente (Docentes Autoconvocados y
Cabildo Abierto) han subido al puente en demanda de respuesta a su
problemática económico-social afligente, demandas que vienen haciendo
desde hace más de siete meses a quienes nos gobernaron, nos gobiernan y
que no hacemos más que reiterar a quienes de´aqui en más nos gobernaran:
Esta
demanda se resume en pago de salarios atrasados, no al pacto de
impunidad, no al ajuste, planes de emergencia para los mas afectados por
la crisis, control popular de los recursos financieros que llegan a la
provincia.
Los correntinos hemos subido al puente NO a pedir la intervención.
Subimos demandando respuestas concretas, a un gobierno que no puede
plantear desconocer la realidad correntina, porque acá hizo campaña
electoral el actual ministro del Interior (que inauguró la represión del
gobierno de la alianza por el lomo de los correntinos). Atendiendo a
esto lo que pretendiamos era que nuestras demandas fueran escuchadas
desde el lugar donde las padecemos (Corrientes) sin necesidad de
peregrinar por frios
despachos oficiales, donde los diálogos no son más que monólogos para
imponer ajustes con más miseria y desocupación. Ante la total
incapacidad por parte del gobierno nacional para manejar positivamente
esta situación, y ante el desgobierno provincial el Gobierno nacional
adopta como salida la intervención federal, decisión que entendemos está
pensada no sólo para resolver esta crisis institucional, sino para
aplicar a sangre y fuego ( la represión del puente así lo corrobora) los
planes de ajuste que los dictados del FMI imponen para Corrientes y
otras provincias en crisis.
Comisión Provincial de Derechos Humanos. Corrientes
MASACRE EN CORRIENTES
Durante todo el día 16 de diciembre hubo una operatoria muy fuerte,
implementada por la gendarmerría y los medios de comunicación respecto a
la necesidad de la flexibilización de la medida, humanizar la protesta
atendiendo a las necesidades de los camioneros y los inconvenientes que
ocasionara la paralización de la región.
La dureza de las intervenciones mediaticas de Storani y Mestre, nos
afirmaron en la idea de que no habia voluntad política para responder a
nuestras demandas, y que era inminente el desalojo del puente por la
fuerza.
A las 2:30 hs am. se aproximaron al retén superior del corte 5 camiones
de tránsito internacional (paraguayos y brasileros) pretendiendo
pasar.(maniobra distractiva) Esto condujo nuestra atención, se
prendieron gomas y a posterior de algunos escarceos, se retiran cuatro
camiones. El quinto no puede hacerlo porque se le “pincha una cubierta”,
por lo que el conductor baja del camion y lo abandona en el puente.
(Caballo de troya)
A las 4:00 a.m se produce el estallido de la usina generadora de energia
y queda sin luz TODA la ciudad y por ende el puente. Esto en realidad
fue efectuado para que no se viera el paso de los efectivos de
gendarmeria (alrededor de 300) que desde Resistencia llegaron a
corrientes por el Rio Parana en lanchones de la Prefectura Naval y
apostados en la costa en 5 colectivos de transporte urbano.
A las 4:30 se inicia el desalojo del puente con gases lacrimogenos y
bombas de humo, en la oscuridad de la noche.
Los manifestantes se dispersaron por las barriadas linderas al norte del
Puente (Bº Ferre y Camba cuá) y barriadas sur del Puente ( Arazaty, San
Benito y Trujillo) .
Tenemos entendido que GN puede solo actuar sobre las bandas centrales de
los accesos al puente por ser ruta nacional, en todo lo que es
territorio pcial. es incumbencia de la policia pcial. La GN ingresó al
interior de estos barrios, disparando balas de goma, gases lacrimógenos,
y pateando, allanando, violando domicilios y deteniendo personas. Tan es
así que una de las personas muertas ( una mujer embaraza) es una
HABITANTE DEL BARRIO TRUJILLO que muere intoxicada por los gases
lacrimógenos. También está confirmada la muerte por herida de bala de
una beba de 3 años de edad.-
Desde las 4:30 hasta las 6:30 ya con luz de día, la GN incursiono por
TODOS LOS BARRIOS ALEDAÑOS, hasta que los manifestantes volvieron a la
Avenida 3 de abril.
Desde esta hora y hasta las 14:30 se resistió en las inmediaciones del
puente. Allí se producen las muertes ( oficialmente 2, oficiosamente se
habla de más de 8). No queda claro el calibre de las balas, podría ser
que no usaran arma reglamentaria y/o que se mienta respecto al calibre
de las balas. Desde un par de edificos había francotiradores de civil
que responden a la GN. En algún momento, desde un monoblock del B. Ferre
( zona norte) se produjeron disparos por arma de fuego que hirieron a
gendarmes.

Esto fue una verdadera masacre. Los datos “oficiales” son los
siguientes:
Dos muertos: Francisco Escobar, 25 años, cartonero de 25 años, que
transitaba por el lugar recogiendo cartones. Muerto por una herida de
arma de fuego calibre 22.
Mauro César Ojeda: 18 años.

Alrededor de 50 heridos de los cuales 28 fueron con arma de fuego
calibre 22. El resto con balas de goma, intoxicados con gases. Además
hubo 9 gendarmes heridos de bala.
28 detenidos, alojados en el Escuadrón 48 de Gendarmería Nacional en
Corrientes.

COMUNICADO DE PRENSA DEL CABILDO ABIERTO
1. Repudiamos la represión y asesinato al pueblo correntino por parte
del Gobierno Nacional a través de la Gendarmería Nacional,
responsabilizándolos por los graves hechos ocurridos..
2. Exigimos el retiro inmediato de las fuerzas de Gendarmería.
3. Exigimos la inmediata libertad a los compañeros detenidos arbitraria
e ilegalmente por las fuerzas represoras.
4. Cese inmediato de las persecuciones, intimidaciones, calumnias y
amenazas a los luchadores populares.
5. Ante el reclamo del pueblo correntino expresado en los cinco puntos
de nuestro petitorio, las respuestas del gobierno nacional fueron balas,
represión y asesinatos. Responsabilizamos al gobierno nacional por la
intransigencia e insensibilidad para dar respuesta a la demanda popular,
no estableciéndose en todos los días que se ha permanecido en el puente
ningún intento de diálogo, lo que demuestra que el Ministro del Interior
MIENTE cuando afirma lo contrario.
6. Por los luctuosos acontecimientos es que convocamos a todo el pueblo
a una Marcha de Repudio el día sábado 18/12/99 a las 18 hs desde la
Plaza de la Dignidad hasta el lugar donde fueron asesinados e invitamos
a toda la población a acompañar el dolor por los caídos en la lucha por
la Dignidad de nuestro glorioso y heroico pueblo, usando un crespón
negro en el brazo izquierdo así como en comercios y viviendas
particulares.
Cabildo Abierto, 17 de Diciembre de 1999

LA CORREPI JUNTO AL PUEBLO CORRENTINO
Nuestra organización ha tenido un estrecho vínculo con los prtagonistas
de la lucha de Corrientes. Especialmente, con la Comisión de Derechos
Humanos de esa provincia, a raíz del homicidio de Gustavo Gómez,
asesinado por las fuerzas de seguridad correntinas en represalia por la
lucha de su familia, productores agrarios de la provincia, que
encabezaron el accionar de los autoconvocados y del Cabildo Abierto.
Nuestros compañeros Osvaldo Gonzalez y Delia Garcilazo compartieron las
movilizaciones y la carpa instalada en la Plaza central, bautizada como
Plaza de la Dignidad.
Los compañeros de la Comisión participaron de la entrega al entonces
ministro del Interior, Carlos Corach, del Archivo de Víctimas de la
Represión y del V Encuentro realizado por la CORREPI en la Facultad de
Derecho de la Ciudad de Buenos Aires.
Una de las resoluciones del Encuentro, aclamada en el Plenario, fue la
movilización en apoyo de los correntinos.
Más tarde, el compañero Gerardo Etcheverry viajó a la Provincia para
acompañar la lucha de los correntinos.
A raíz de la primera represión de la gendarmería, junto al Frente
Izquierda Unida (Partido Comunista - Movimiento Socialista de
losTrabajadores) y otras agrupaciones, el día lunes pasado marchamos
hacia la casa de Corrientes en Buenos Aires. Se realizó un acto y por
CORREPI hizo uso de la palabra, el compañero Carlos Desages.
El día martes, la CORREPI decidió en pleno, impulsar la toma pacífica de
la Casa de Corrientes en Buenos Aires. Convocamos a diversas
organizaciones políticas, sociales y estudiantiles para la acción,
previa consulta de los trabajadores de la propia casa. Ante la
inconveniencia planteada por éstos, decidimos desistir de la toma.
El día jueves, suscribimos un documento conjuntamente con otros grupos
de Derechos Humanos y políticos.
El viernes, ante la represión de la Gendarmería y planificada por el
Ministerio del Interior, los compañeros Osvaldo Gonzalez y Daniel A.
Stragá se reunieron con el titular de la CTA (Central de Trabajadores
Argentinos) Víctor De Gennaro, instando a que la organización sindical
adopte una medida de fuerza en repudio a la represión, que al final,
determinó el paro general para el día lunes 20.
En horas de la tarde, nos movilizamos junto a otras organizaciones de
izquierda.
También nuestros abogados están dispuestos a contribuir jurídicamente
con la defensa de los detenidos por el Juez Federal Soto y en la
investigación de los homicidios perpetrados por la Gendarmería contra el
pueblo correntino.

EL MOVIMIENTO ANTIRREPRESIVO CONTRA LA GENDARMERIA DE DE LA RUA Y
STORANI
No solamente la CORREPI se pronunció contra el accionar asesino de la
Gendarmería del gobierno central, sino que otras agrupaciones fraternas
hicieron suya la denuncia y el repudio. Como ejemplo, los compañeros de
Córdoba y Villa Gesell, que transcribirmos.
REPUDIAMOS LA METODOLOGIA DE CONTROL SOCIAL QUE SE EJERCE CON EL USO DE
LA REPRESION

El Foro Geselino para los Derechos Humanos repudia la violencia ejercida
por el Gobierno Nacional contra los ciudadanos correntinos que
manifiestan por sus legitimos derechos.-

Al mismo tiempo alertamos sobre la consolidación defintiva del discurso
y el accionar del estado contra las protestas sociales . Discurso y
accionar que trasciende los gobiernos.-

Nuevamente son otros “violentos” los que generan violencia. Quebracho,
Patria Libre etc. . El mismo discurso , el mismo accionar, de un
gobierno de distinto signo politico partidario que llego al gobierno con
expresiones criticas sobre este mismo accionar que hoy emplea.-

Apoyamos y nos solidarizamos con los compañeros correntinos que luchan
por sus legitimos derechos y repudiamos el accionar de la Gendarmeria
para quienes los ciudadanos seguimos siendo sospechosos y objeto de
represión.-
CON REPRESION NO HAY VERDADERA DEMOCRACIA - Alejandro Zalazar FOGEDH

Compañeros:
La Coordinadora Antirrepresiva de Còrdoba y la Uniòn por los Derechos
Humanos expresan su total repudio a la represiòn desatada en el puente
Manuel Belgrano. Rersponsabilizamos al gobierno nacional y en especial
al ministro del Interior Storani por la represiòn llevada adelante por
la Gendarmerìa Nacional, como por las muertes ocurridas durante la
misma.
Hace pocos minutos la prensa informaba en nuestra ciudad que un nuevo
contingente de 400 gendarmes se dirigìa al Aeropuerto de Còrdoba desde
Jesùs Marìa para partir a Corrientes, a reforzar a las fuerzas allì
apostadas.
Esto habla de que la ùnica salida que se le piensa dar a este largo
conflicto y al justo reclamo del pueblo correntino serà la represiòn.
Confiamos en que como hasta ahora lo han demostrado, los correntinos
sepan dar otra lecciòn de dignidad a esta dirigencia polìtica corrupta y
asesina.
La lucha del pueblo tiene nuevos màrtires, que viva la lucha del pueblo
correntino.
Esta tarde convocamos junto a diversos sectores sociales, polìticos y
gremiales a marchar en repudio a la represiòn perpetrada contra el
pueblo de Corrientes.

COORDINADORA CONTRA LA REPRESION - UNIDHOS (CORDOBA)

COMUNICADO DE CORREPI

ALIANZA PARA LA REPRESION

“Yo me sigo considerando progresista, en la medida en que por esa
calificación se piense en alguien con sensibilidad hacia los sectores
populares” dijo el nuevo ministro del Interior Federico Storani a la
revista “Trespuntos” poco antes de asumir. “Creo haber estado siempre de
ese lado”, completó.

A la semana demostró que su única sensibilidad hacia los sectores
populares fue expresar “consternación” por los muertos del pueblo
correntino que él mismo decidió reprimir y matar.

El ministro Storani, que pertenece a un gobierno que favoreció desde sus
primeras medidas económicas a los sectores financieros, defendió a la
gendarmería usando la repetida historia de los “provocadores”, y
diciendo que no utilizan calibre 22. El periodista Jorge Lanata mostró,
desde Corrientes, un folleto sobre el armamento especial que usan los
gendarmes, un fusil liviano de tiro rápido, que descarga municiones
calibre 22 largo, Magnun.

Solamente en el Hospital Escuela había 38 heridos, 18 de arma de fuego.

Storani defendió a los asesinos, se defendió a sí mismo y a su gobierno,
diciendo que la orden de reprimir la tomó un juez federal. Trató de
librarse de responsabilidades, alejándose de la represión y de los
asesinados. Pero si el Ministro del Interior no es capaz de controlar a
la gendarmería, si semejante masacre depende sólo de la decisión de un
Juez, Federico Storani debería denunciar a los responsables y renunciar.

En un primer momento, el gobierno, intentó la negociación a través del
sindicalista Mendibil y la CTA. Fracasaron debido a la intransigencia de
los trabajadores nucleados independientemente de los partidos del
sistema en el Cabildo Abierto y los Autoconvocados. Entonces desataron
la represión para que el interventor Mestre (radical-menemista) llegara
con el terreno preparado. El “progre” Storani advirtió que era necesario
“pacificar” la provincia, sin diferenciarse del “reaccionario” Nosiglia.

Mestre, que demostró su calidad de ajustador en la provincia de Córodba
(descuentos de hasta 30 % en los salarios, intentos constantes de
privatización de entes públicos, 25.000 despidos, etc.) y de represor
(con su policía que es la segunda del país en materia de gatillo fácil y
una permanente política de persecución a luchadores sociales y de
derechos humanos), llega a Corrientes recién el lunes 20.

La represión estuvo debidamente orquestada. Nuestros compañeros de la
Comisión de DD HH advirtieron días antes: “Para el gobierno es difícil
reprimir pero también es difícil conceder porque todas las provincias se
van a ir al humo”. Ahora el interventor va con el dinero de los salarios
atrasados, después de la masacre. Conceden los fondos pero sin dejar de
demostrar el poderío de sus fuerzas represivas para que el ejemplo de
las muertes sirva como disciplinamiento social y atemorice otros
alzamientos populares.

Conviene detenerse un momento en el plan usado por los Gendarmes, tal
como lo describieran nuestros compañeros de la Comisión de DDHH de
Corrientes. En horas de la madrugada se acercaron algunos camiones hacia
el corte. Los camioneros querían pasar, los autoconvocados se opusieron.
Comenzaron los debates en una punta del puente. Mientras esto ocurría,
los gendarmes cruzaban desde Chaco (Provincia gobernada por la Alianza)
con balsas para atacar por la retaguardia a los manifestantes. En un
momento dado, los camioneros aceptaron retirarse, pero uno de los
camioneros adujo que había pinchado una rueda. Su conductor bajó a
reponerla. Desde la caja de ese camión bajaron 30 gendarmes. Storani
niega conocer estos hechos.

El ministro Storani dijo que la Gendarmería se defendió de las
provocaciones de infiltrados que habían llegado de otras provincias. Su
antecesor Corach argumentaba lo mismo en similares ocasiones. Siempre
encuentran infiltrados en las puebladas.

Es el macartismo de la “intencionalidad política” de provocadores,
activistas, etc. Cada vez que hay levantamientos populares contra las
políticas de exclusión, hablan de infiltrados. Cada vez que reprimen al
pueblo, no son ellos culpables por las condiciones que desatan las
puebladas, sino los multifacéticos extremistas, viajeros empedernidos
que se las arreglan para estar en todos los conflictos.

Después de la represión, la necesidad de difamar a los trabajadores,
desacreditar sus justos reclamos, para hundirlos en la “duda” mediática.
La acefalía de la SIDE es otro elemento que no puede soslayarse, igual
que la olímpica “borrada” de De la Rua, que únicamente puso su cara en
el clerical jubileo del Obelisco. Todo confluye para demostrar que no
hubo improvisación alguna.

Hay un dato de interés para desmentir al ministro y al secretario de
Seguridad: de los 60 heridos, 59 son correntinos, nacidos y criados.

En una semana, De la Rua mató lo que Menem en 10 años. Para los que se
esperanzaban con la democracia aliancista, para los que creían que,
aunque se mantuviera la misma política económica, no iba a haber
represión, para más de un organismo de DD HH que apostó sin disimulo a
la Alianza, a los siete días no pueden negar que su apoyo electoral fue
a la Alianza para la represión y la impunidad.

Terminemos también con las absurdas teorías del “Menem lo hizo”, como la
monja Pelloni que dijo que en Corrientes reprimió la Gendarmería
menemista para desestabilizar a De La Rua.

De la Rua eligió proseguir con la misma política económica y social que
Menem. Decidió seguir hambreando al pueblo. Y necesariamente decidió
también reprimir al pueblo, porque decidió asumir la crisis económica
financiera del país y pagar todas y cada una de las exigencias
fondomonetaristas. La represión es funcional al sistema economico social
elegido por el presidente.

De la Rua, Chacho Alvarez, Storani, Meijide son los responsables
políticos de la masacre de Corrientes, que es decir sus asesinos junto a
Chiappe. Seguramente el represor Chiappe está libre gracias a la ley de
punto final o a la obediencia debida. Sigue, como entonces, haciendo lo
que sabe hacer: reprimir a la gente.

Además de los muertos y los heridos, son responsables de los detenidos y
de la campaña desatada para disciplinar con la amenaza de capturas por
el delito de sedición. Storani es responsable también de esa persecución
política.

Esto era previsible. El que no lo quería ver, era porque apostaba por
interés, por derrotismo o por estar engañado, a la Alianza. De la Rua
escribe notas lacrimógenas de su puño y letra. Alvarez, le echa la culpa
a la policía local, para deslindarse la responsabilidad que le cabe por
los muertos de su gobierno.

De la Rua cumple lo que prometió en su campaña electoral, cuando se
paseaba encabezando paramilitares desde un anuncio de propaganda. Se
puso delante de la represión.

El pueblo Correntino nos ha dado una lección de entusiasmo, entereza,
dignidad y valor que todos los luchadores y todo el pueblo debemos
seguir.

La sangre de los muertos del puente y la de Gustavo Gómez, asesinado
unos meses antes para “disuadir” a los autoconvocados, pasará a la
historia de la resistencia del pueblo argentino frente a los agentes de
los opresores, los explotadores y la dominación extranjera.

PROXIMAS ACTIVIDADES
Estamos en convocatoria y movilización permanente para continuar con la
campaña de repudio a la Gendarmería y el Ministerio del Interior.

CORREPI

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google