“Juanjo” Alvarez

Correpi
06.Ene.04 :: ANTIRR - 2003 Mar

Juan José Alvarez fue elegido intendente de Hurlingham durante dos mandatos consecutivos. A fines de octubre de 2001 asumió como ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires en reemplazo de Ramón Verón, cuya separación del cargo se aceleró tras conocerse la denuncia de la Suprema Corte de Justicia provincial sobre la muerte, en supuestos tiroteos con la policía, de menores ex convictos que denunciaron malos tratos en sus lugares de detención. Luego, cuando asume Rodríguez Saá pasó a encargarse del área de seguridad interior que comenzaría a depender directamente del presidente de la Nación.

“Juanjo”; Alvarez se caracteriza por un discurso que se distancia de la clásica cantinela de Ruckauf: “hay que meter balas”, pero, como mostraremos en esta nota, en su corto período de gestión demostró que su proyecto no posee tantas distancias con los de Rico y Verón. ¿Un duro con discurso blando? ¿una cara que intente limpiar una institución que está siendo cuestionada por sus atropellos cada día por más gente? ¿Qué hay detrás de este discurso pseudo- democrático de Juan José Alvarez? ¿Una táctica discursiva apta para los momentos en los cuales no hay consenso para seguir diciendo lo que antes se afirmaba?

Alvarez y su gestión en el municipio “modelo”: negociados, matones y gatillo fácil.

Durante la gestión de Juanjo Alvarez se han llevado a cabo una gran cantidad de negociados enormes. Algunos han salido a la luz. Uno de los puntos que es importante mencionar es el negociado en relación con los asfaltos realizados a través del plan de pavimentos “participativos” –en dónde la participación de los vecinos consiste en pagar el pavimiento que pasa por su casa–. En relación con dichos pavimentos, se han producido sobreprecios y una gran cantidad de “irregularidades” en el proceso de contratación de las empresas, por medio de las cuales ha sido, casualmente, beneficiada una empresa constructora allegada al intendente. Otro de los escandalosos negociados llevados a cabo durante su gestión se encuentra en el intento de instalar un cementerio privado, el cual fue cuestionado por una porción importante de la población del municipio. En relación con este tema, un grupo de vecinos que se oponía a la instalación de tal cementerio, se acercó al Concejo Deliberante, el día 11 de agosto de 2001 con el objeto de entrevistarse con el intendente pero se encontró con un grupo de matones que impidieron el ingreso de los vecinos al consejo deliberante. Por otra parte, los vecinos movilizados fueron víctimas, en ese momento, de una gran cantidad de amenazas de diversa índole con el objeto de amedrentarlos y que aborten su postura.

Por otra parte, durante su gestión, supuestamente se habría llevado adelante una modificación en la modalidad de organización de las fuerzas policiales. Dicha modificación implicó, en los hechos, que los policías tengan una chaqueta, arriba de su uniforme, que dice “policía vecino” pero en realidad el funcionamiento de la institución policial continuó poseyendo las mismas características que poseía previamente. Más allá de los dichos del proyecto, durante la gestión de Alvarez en Hurligham el gatillo fácil continuó a todo vapor. Según los datos que poseemos en nuestro archivo, en los escasos seis años de su gestión en el municipio registramos seis casos de gatillo fácil (ver recuadro).

Alvarez y la policía bonaerense durante los saqueos
Como sabemos, los saqueos son una forma de reacción popular inconsciente y desesperada ante una situación insoportable que pone en peligro la supervivencia misma por la carencia de alimentos. Su objetivo es la satisfacción inmediata de una necesidad acuciante.

Los saqueos, desde su aparición en la Argentina en el año 1989, reiteradamente fueron promovidos, alentados y manipulados por diversos grupos para presionar políticamente, en momentos en los cuales se da la situación de una crisis política, combinada con extrema carestía, alzas de precios desmedida o hiperinflación.

Las características que mencionamos en los párrafos previos estuvieron presentes en las situaciones de fines de diciembre en el gran buenos aires. Durante esos días, grupos de hombres que se desplazaban en autos nuevos anunciaban en los diversos barrios que sus vecinos se estaban preparando para atacarlos. En los barrios pobres del Gran Buenos Aires era la maldita policía la que aconsejaba a los vecinos a armarse porque venían los del otro barrio.

En La Cava, partido de San Isidro la policía, o la Gendarmería, incluso la Prefectura, entraba en el barrio cuando caía la noche disparando a mansalva y arrojando gases. Los efectivos invadían los pasillos y las escaleras La Cava obligando a sus habitantes a meterse en sus casas, obedeciendo el estado de sitio. Según una vecina, Gladis, (los policías) están muy violentos, muy agresivos, buscan a los chicos” .
Pero nuestros conocimientos no terminan en los dichos de los vecinos, los abogaos de la CORREPI, se encuentran patrocinando una causa de un joven baleado en Merlo el día 20/12/01. Este joven fue baleado por miembros de la policía bonaerense que fueron identificados por un testigo de los hechos. Otra vez más es la policía la responsable.

Ante esto qué dice, Alvarez, como responsable de las fuerzas de la policía provincial, nada no dice nada… dice que la policía bonaerense no tiene responsabilidad en estos hechos y que él y su familia misma son víctimas del rumor aterrorizante de los saqueos. Como se puede ver en el recuadro en el cual se listan los muertos en los acontecimientos de fines de diciembre del año pasado, la provincia de Buenos Aires posee el mayor número de asesinados y en la mayoría de los casos no se ha podido comprobar quiénes son los responsables de los asesinatos. Alvarez afirma que las fuerzas policiales no tuvieron ninguna participación, la gente de las barriadas no dice lo mismo. Nosotros sabemos a quien creerle.

Alvarez y las protestas callejeras

Alvarez asume la secretaría de seguridad interior, en el marco del gobierno de Adolfo Rodríguez Saá y continúa luego de su renuncia hasta la presidencia de Eduardo Duhalde . Para tomar un caso, a modo de ejemplo, ilustremos nuestra nota con la acción de las fuerzas de seguridad en el cacerolazo del 25 de enero de 2002. Ese se realizó uno de los cacerolazos de los días viernes, tuvo una concurrencie importante, pasada la media noche, cuando el grueso de los manivestantes estaba desconcentrando, aunque seguían en la Plaza de Mayo no menos de dos mil personas la policía arremetió con las motos y sobrevino una andanada de balas de boma y gases lacrimógenos. Luego comenzaron las detenciones, que según los datos oficiales llegaron a 68 personas. Al ser consultado acerca de por qué las fuerzas de seguridad acturaron de esta forma en esa situación Alvarez respondió que ese día hubo excesos . Nosotros sabemos que no hay excesos, ni hay errores.

A partir de la pequeña descripción que realizamos estamos en condiciones de sacar algunas conclusiones. Los hechos del 19 y 20 de diciembre del año pasado marcaron un hito en relación a las potencias de diversos sectores del campo popular, que por primera vez en mucho tiempo, lograron articular en el espacio y en el tiempo sus reclamos y demandas en una serie de movilizaciones conjuntas. El período que se abre luego de estos sucesos está caracterizado la necesidad de las clases dominantes de poner coto a las demandas, y en ese sentido, la represión será una de las modalidades centrales con el objeto quebrar las luchas, pero, en este momento, no pueden generar fácilmente un consenso en relación con estas políticas autoritarias, tal como lo hacían períodos anteriores, en es por ello que intentan cambiar en discurso con un Juanjo Alvarez.
Desde su asunción en la secretaría de seguridad interior, Alvarez está trabajando en la articulación de la gendarmería, la prefectura, la policía bonaerense y la policía federal, tras el “no criminalizaremos la protesta” se viene una táctica represiva de las cuatro fuerzas en conjunto.

Casos de gatillo fácil en el distrito de Hurlingham durante la gestión de Alvarez

Nombre: SANTILLAN, Ramón
Edad: 21
Fecha del Deceso: 06/06/99
Lugar: William Morris - Bs. As.
Imputado/s: Suboficial retirado del Ejército y custodio privado de Trenes Metropolitanos SA Juan Sebastián Acosta.
Situación Procesal: Detenido y procesado por homicidio simple.
Circunstancias: Ramón volvía a su casa, festejando que su club de fútbol, Boca, había salido campeón. Cuando ya había bajado del tren con sus amigos, recibió el balazo de .9 mm en el pómulo disparado por el custodio desde arriba del tren. Acosta dijo que disparó “porque se asustó”.

Nombre: ZUBARAN, Néstor
Edad: 25
Fecha del Deceso: 21/02/96
Lugar: William Morris - Bs. As.
Imputado/s: Suboficial Alberto Martínez (chofer del entonces Jefe de la Policía Federal Pelacchi).
Situación Procesal: Sobreseido.
Circunstancias: Fusilado por la espalda.

Nombre: ROSALEZ, Hugo Sebastián
Edad: 19
Fecha del Deceso: 24/04/97
Lugar: Villa Tesei - Bs. As.
Imputado/s: Héctor Emery (servicio penitenciario)
Situación Procesal: Sobreseido por homicidio simple en exceso de la legítima defensa.
Circunstancias: Estaba parado sobre un camión en actitud sospechosa cuando Emery, desde una ventana, disparó sobre su cabeza.

Nombre: N.N. Masculino Menor Edad: 16
Fecha del Deceso: 30/11/01 Lugar: Villa Tesei – Bs. As.
Imputado/s: Policía de la Comisaría de V. Tessei.
Situación Procesal: En instrucción. Dos suboficiales fueron sumariados y pasados a disponibilidad por la Jefatura Departamental de Morón.
Circunstancias: El menor estaba detenido en la comisaría de Villa Tesei acusado de robo. Su cuerpo apareció ahorcado con una frazada.

Nombre: FERNANDEZ, Carlos Edad: 45
Fecha del Deceso: 06/04/98 Lugar: José C. Paz - Bs. As.
Imputado/s: Suboficial principal Fernández de la Cria. de Hurlingham
Situación Procesal: Detenido. En instrucción.
Circunstancias: Ambos viajaban en un colectivo con pocos pasajeros. Al momento de bajar, el policía sacó su arma y dijo “te voy a pegar un tiro en la cabeza”. Carlos Fernández se asustó y corrió hacia la puerta delantera del colectivo, donde lo alcanzó la bala que entró por la espalda y salió por el pecho. El policía estaba ebrio.

Nombre: N.N. Masculino
Edad: 53
Fecha del Deceso: 00/06/00
Lugar: Hurlingham – Bs. As.
Imputado/s: policía bonaerense
Situación Procesal: En instrucción, se ordenó el secuestro de las armas utilizadas por personal policial.
Circunstancias: La víctima quedó atrapada en medio de un tiroteo entre policías y ladrones que finalmente huyeron.
Fuente: archivo de fuertes llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad. Elaborado por la CORREPI.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google