Boletín Informativo N°195

Correpi
30.Nov.02 :: Boletines Inf. 2002

SUMARIO
1- Jornada del 26
2- Caso Desiderio Meza
3- Atentado contra el padre de Cherco
4- Violencia Institucional en La Pampa
5- Represión en Neuquen
6- Próximas Actividades

JORNADA DEL 26
De acuerdo a lo previsto, miles de compañeros nos fuimos concentrando en las inmediaciones de la Estación Avellaneda el martes 26 de noviembre desde las 11 de la mañana, bajo la consigna “ORGANIZACIÓN Y LUCHA CONTRA LA REPRESIÓN – QUE SE VAYAN TODOS”. Alrededor de las 12, y tal como lo habíamos anunciamos ampliamente -incluso Clarín había sacado un mapa por donde ibamos a pasar- comenzamos a cruzar el Puente Pueyrredón para ingresar a la Ciudad de Buenos Aires.

En el medio del puente nuestro tránsito fue interrumpido por personal de la policía federal argentina, prefectura y gendarmería que, con un despliegue de tropas notable, nos bloqueó el paso. La excusa aducida por las fuerzas represivas era que había una orden de la jueza federal Servini de Cubría que impedía la marcha y obligaba a “cachear” a cada uno de participantes.

Ninguno de los 20.000 compañeros estaba dispuesto a tan flagrante vejación como es la de ser manoseados por personal policial bajo el pretexto de la “seguridad pública”. El arbitrario aparato represivo del gobierno y de la clase dominante provocó un corte de ruta que no teníamos previsto. Bajo un sol abrasador, sin comida ni agua, decidimos permanecer en el puente permanentemente provocados por la primera fila de policías que se acercaba, mostraba su armamento y sus perros y hacía maniobras con sus camiones hidrantes.

La excusa para violar nuestro derecho de transitar libremente hasta el destino final de la marcha, la supuesta orden judicial, fue desmentida con el correr de las horas por la propia magistrada involucrada en diversas comunicaciones verbales. Para esto el inefable Attanasoff repetía la misma cantinela que el Crio. Capucchetti ante los medios de comunicación que masivamente cubrían la manifestación.

Durante largas horas se vivieron momentos de extrema tensión. Los “guardianes del orden (opresor)” exhibían sus palos, gases, armas largas. En enuestra memoria está fresca la experiencia de más de 50 compañeros caídos bajo sus balas en marchas y protestas. El sobrevuelo permanente de helicópteros a escasa altitud era una intimidación constante que debimos soportar de parte de los uniformados, así como el dispositivo de rodearnos por tropas de gendarmería que venían por la “retaguardia” de la manifestación.

Tuvimos que retirar preventivamente a muchas mujeres y chicos hacia sectores menos expuestos y con sombra, mientras el grueso de la columna permaneció sobre el puente sin retroceder un milímetro.

Alrededor de las 15:00 notamos un revuelo entre los represores: eran las Madres de Plaza de Mayo que, llegando de Capital, los empujaban para atravesar sus filas y llegar hasta nosotros, para ponerse a la cabeza de la concentración.

La maniobra represiva intentada por el gobierno quedó al desnudo cuando fue el ministro del interior quien ordenó que se nos abriera el camino, luego de que una comisión de compañeros de distintas organizaciones se dirigiera a la casa de gobierno a requerírselo. Destacamos que en el “acuerdo” –como lo llamaron los medios- no hubo concesión alguna de nuestra parte, pues comprometernos a marchar, realizar el acto y desconcentrarnos en forma pacífica no modificó lo que es siempre nuestra modalidad de movilización.

Despues de más de seis horas de estar demorados sobre el puente por exclusiva arbitrariedad de Duhalde, cerca de las 19:00 comenzamos a cruzar el puente bajo las miradas provocativas de la policía. Al entrar a la Capital nos esperaban unos 5.000 compañeros que se habían concentrado en la ciudad de Buenos Aires y que dejaron su cita originaria en Av. de Mayo para acercarse a la base del puente. Asambleas populares y muchísima gente independiente se sumaron a la marcha.

A lo largo de la Av. Montes de Oca, desde los balcones y veredas los vecinos saludaban nuestro paso. Paulatinamente la marcha fue engordando con quienes se sumaban en cada esquina. En Av. de Mayo y 9 de Julio muchísimos compañeros nos estaban esperando y simbólicamente homenajeamos a los caídos el 20 de diciembre. De allí doblamos hacia la Plaza en una muestra de tanta masividad, combatividad y confianza en nuestras propias fuerzas como pocas veces protagonizamos. Al llegar a la Plaza, aunque con muchas horas de retraso, cumplimos con creces nuestro objetivo, repudiar la represión del sistema capitalista.

La mayoría de las organizaciones participantes coincidieron en que la jornada del 26 de noviembre fue uno de los hitos de la lucha de clases de este año, comparable al 26 de junio y a las posteriores movilizaciones contra la represión del 27 de junio y el 3 de4 julio, la del 9 de Julio, o el acampe del Bloque Piquetero. También acordamos los convocantes en que no fue casual que se pusiera tanto empeño desde el gobierno en intentar impedir que más de 20.000 compañeros nos pronunciáramos públicamente, en la Plaza de Mayo, contra las políticas represivas del estado, en un acto convocado para denunciar el gatillo fácil, las torturas, las persecuciones y amenazas, y reinvindicar a los compañeros asesinados en movilizaciones y manifestaciones.

Demostramos en la práctica, que, como decía el documento leído en la Plaza de Mayo, “sólo el pueblo organizado, de pie y en la calle, puede frenar el aparato represivo del estado y desmantelarlo de una vez y para siempre”. Y derrotando el aparato de consenso, al quedarles sólo el de represión, la utopía de un gobierno de los trabajadores y el pueblo, no está tan lejana.

CASO DESIDERIO MEZA
Despues de un mes de juicio oral durante el cual los policías procesados no hicieron anda por disimular su odio hacia la CORREPI, se conoció la sentencia que condenó a cuatro de los cinco implicados en el caso de privación ilegal de la libertad, vejámenes y extorsión a Desiderio Meza.

El Tribunal Oral N° 2 condenó al inspector Mario Machado y al cabo Roque Mona a 4 años y medio de prisión cada uno, y al cabo Jorge Fernández y al subcomisario Edgardo Cejas a 4 años.

No les sirvió a estos represores haber contratado abogados del poder como los Cúneo Libarona, ex jueces procesados como el coimero Branca o ex secretarios convictos como Schlagel, famoso por armar causas por drogas a ricos y famosos. Tampoco contaban con la tenacidad en la pelea de los abogados de nuestra organización nuestra organización que no se amilanaron cuando el año pasado, en el primer juicio, los “guardianes del orden” fueron absueltos. En su momento, las compañeras Verdú y Sajnosky apelaron el fallo ante la Casación y esta Cámara reabrió la posibilidad de un nuevo debate.

En esta ocasión fueron los compañeros Verdú y Stragá quienes representaron a Desiderio. Obviamente pidieron penas más altas que por las elegidas por el tribunal. Sin embargo, consideramos este caso un triunfo paradigmático porque enseña que al poder se le puede ganar aún en un ámbito tan poco propicio como es la justicia burguesa y porque además fueron “ellos” los que tuvieron que confirmar a través de una sentencia judicial, la credibilidad de nuestra organización, que cuando denuncia dice la verdad.

Antes de dictarse el veredicto, el procedimiento penal brinda a los acusados el derecho de decir las últimas palabras. Tenemos que rescatar las del cabo Roque Mona, que criticó al fiscal Chakass porque se “puso del lado de los delincuentes” al creerle a Desiderio, cargo que, dijo, no extendía a la compañera Verdú porque “de ella se espera que los defienda, ya la vimos el martes a la noche pudo verla en TV junto a esos que siempre están en contra de la policía”, o sea, con los piqueteros y familiares de víctimas de la represión.

ATENTADO CONTRA EL PADRE DE CHERCO
El padre de nuestro compañero Sergio “Cherco” Smietniansky sufrió un atentado contra su vida. Transcribimos a continuación la denuncia que el Dr. Samuel Smietniansky presentó ante el Colegio de Abogados de Lomas de Zamora, similar a la presentada judicialmente. En ella, además, advierte seriamente que los disparos contra él tienen más la marca de una acción contra Cherco y su militancia por los DD HH y en especial por la causa del Pte. Pueyrredón.

Sr. Presidente del Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Lomas de Zamora
Dr. Juan Carlos Abud

Me dirijo a Ud. para informarle que hace aproximadamente 20 días recibí un llamado telefónico en mi Estudio, en horario de atención, en el que una voz masculina, pausada y madura, me decía “Doctor, cuando vaya a Lomas, no moleste a mi amigo”, cortando inmediatamente la comunicación. Diez días mas tarde recibo un llamado, cuyo contenido me resultó dificil comprender, pero que evidentemente tenía un significado amenazante, proveniendo esta vez, de una persona joven, probablemente de escaso nivel cultural.

El día miércoles 13 de Noviembre, me retiré de mi Estudio junto con mi esposa a las 20:30 hs. aproximadamente y al llegar caminando a la esquina de las calles Tucumán y Velez Sarsfield de Lanús, mientras pasaba a nuestro lado lentamente un automóvil, escuchamos una explosión, afirmando mi esposa que la persona sentada en el asiento trasero empuñaba un arma de fuego de las características de una pistola, confieso que no le di mayor importancia a la explosión y seguí caminando normalmente.
Días mas tarde recibo un nuevo llamado en mi Estudio, de una persona que dijo llamarse Emilio -cuya voz era similar a la del autor del segundo llamado- diciéndome que a pesar del “regalo” que me habían hecho, yo no les estaba haciendo caso y que conocían todos mis movimientos. En ese momento, relacioné estas amenazas con el hecho anteriormente descripto, por lo que concurrí a la referida esquina y verifiqué que en la pared de la ochava, a unos 20 cms. de altura, se podía apreciar la huella de lo que podría ser un impacto de bala.

Por tal motivo, efectué la correspondiente denuncia en fecha 20 de Noviembre de 2002, la que quedó radicada bajo la I.P.P. N° 377.731 con la intervención de la U.F.I. N° 5 Departamental.

Si bien no puedo determinar las motivaciones de estas amenazas y atento que en mi Estudio no tengo causas extremadamente conflictivas con contrapartes o letrados, se podría relacionar dichas amenazas con la actuación de este Estudio en causas vinculadas a la defensa de los derechos humanos y particularmente por su trascendencia con la derivada de los hechos ocurridos el día 26 de Junio de 2002 en el Puente Pueyrredón y aledaños, en la que mi hijo Sergio actua como abogado querellante, conjuntamente con el Dr. Claudio Vicente PANDOLFI y otros letrados.

Saludo a Ud. con mi más distinguida consideración”.

VIOLENCIA INSTITUCIONAL EN LA PAMPA
(Agradecemos la informacion a los compañeros MOVIMIENTO PAMPEANO POR LOS DERECHOS HUMANOS)
El día 31 de Octubre pasado el jornalero Juan Carlos CANALE (47 años de edad) se presentó en la Comisaría de General Acha (tercera ciudad en importancia de la provincia de La Pampa) al ser citado por una denuncia en su contra por “Exhibición obscena”.

Al concurrir a la dependencia entre las 10 y las 11 de la mañana, el hombre quedó demorado y se lo alojó junto a detenidos en la Alcaidía. Aproximadamente a la 1:30 de la tarde uno de los hermanos del jornalero se preocupó por su situación y fue a visitarlo a la Alcaidía, pero se le negó la posibilidad alegando que se encontraba “incomunicado”. Se le recomendó que volviera más tarde.

A las 19:30 horas se enteraron que Juan Carlos CANALE había fallecido. A otro de los hermanos un policía le dijo que había fallecido por un paro cardíaco. Sus familiares recién recibieron el cuerpo a las dos de la mañana. El juez Alvaro José Reyes procesó a 5 internos de la Alcaidía por “Homicidio Agravado”. No hay policías imputados o cesanteados.

Nadie explicó cómo una persona que tiene una denuncia en su contra puede quedar demorado en una alcaidía sin orden de un juez competente, como puede ser alojado con presos detenidos, como puede ser que le quiebren 4 costillas y los golpes desencadenen la muerte sin que el oficial de guardia de la Alcaidía lo escuche.

Finalmente, y sin abrir juicio sobre la denuncia que había sufrido el jornalero, cualquier policía sabe que no debe juntar personas acusadas de delitos sexuales con los presos comunes. El juez atribuye que todo se debió a “códigos carcelarios”, esto pondría en el tapete la responsabilidad de la policía, sin embargo, los policías que estuvieron de guardia ese día siguen en sus funciones.

Pero hay más. Los presos involucrados están golpeados por la policía - según declaraciones periodísticas de sus familiares luego constatadas por el médico forense- lo que motivó su traslado a otras comisarías, y el fiscal no impulsó la denuncia penal por considerar que se trataba de “Lesiones Leves” cuando el delito en juego seria el de “Apremios ilegales” o “vejaciones” para el cual no es necesario la denuncia de parte, el fiscal una vez enterado debe promover denuncia penal.

La comisión de DD-HH de la Cámara de Diputados de la provincia de La Pampa se presentó en la ciudad de General Acha, recorrió la Alcaidía, se entrevistó con autoridades policiales y municipales y familiares del jornalero. Increíblemente una de las diputadas de la oposición (al gobierno peronista menemista de Marín) puso el acento sobre la cantidad de presos alojados en la Alcaidía y la consiguiente responsabilidad del Gobierno por no destinar un mayor presupuesto a la policía (?): no menos preocupante que la Policía de Marín es la propuesta de parte de la oposición.

A su vez, el día martes 12 de noviembre se produjo un motín que terminó en incendio en la Cárcel de Menores U-30 de Santa Rosa, resultando varios internos con heridas graves y el posterior fallecimiento de uno ellos el día viernes 15 producto del humo y de las quemaduras que sufrió. Germán DE FELICE tenía 18 años de edad y estaba días de salir en libertad. Los presos y los familiares responsabilizan de los hechos al Jefe de Seguridad de la U-30 Carlos GOMEZ, expresando que desde que él llegó “se pudrió todo”: sanciones a los que no “buchonean”, circulación de drogas, castigos en el “buzón”, maltrato a las visitas, y además fuertes presiones a los guardiacárceles para que también maltraten a los internos; pero también al Alcailde Mayor Antonio ARRIOLA, dado que algunos de los familiares de los chicos ya le habrían prevenido sobre la conducta del Jefe de Seguridad y sobre las posibles consecuencias que la situación podría desencadenar.

La versión del SPF es que algunos de los internos prendieron fuego los colchones de la habitación como reacción ante la sanción que GOMEZ le aplicó a uno de los presos. La otra versión de lo ocurrido es la sostenida por los familiares y los chicos, quienes acusan al Jefe de Seguridad GOMEZ de ser él mismo el que prendió fuego uno de los colchones y seguidamente cerró la puerta de rejas de la habitación con el fuego y los presos adentro, salvándose la mayoría por la actuación de un guardiacárcel que empujó a GOMEZ y abrió la puerta. En medio de los hechos, está también el cuestionamiento al juez de menores Alberto Ercilio ANDREOTTI.

Por ultimo, el sábado 23 de noviembre se realizó en las escalinatas de la Universidad Nacional de La Pampa una jornada cívica cultural de protesta al cumplirse los 6 meses del fallecimiento de Segundo León CAZANAVE. Esta jornada declarada de Interés Universitario por el Consejo Superior de la UNLPam a instancias de los compañeros de la Agrupación Independiente contó con la presencia de Paula, la hermana de Segundo CAZANAVE; la presencia de los familiares del jornalero CANALE y de los padres de Germán DE FELICE acompañado del resto de los familiares de los chicos de la U-30; todos cruzados por la misma lógica represiva del Estado. La jornada se inició con muestras de pintura, fotografía, galería de represores, radio abierta, teatro, música y una marcha de antorchas hasta el Palacio de Justicia (tribunales). Los actos se realizaron en Santa Rosa, General Pico y Victorica.

REPRESION EN NEUQUEN
El viernes 22 en horas de la noche 4 desocupados del Movimiento Sin Trabajo de Neuquén fueron detenidos por la policía provincial. La excusa: disturbio en la vía pública y ebriedad. La realidad quedó al descubierto en la propia comisaría donde las autoridades de la seccional de Villa Ceferino, los insultaron, amenazaron y golpearon por ser piqueteros.

A uno de los damnificados, Juan Carlos Guzmán, le pegaron con una goma maciza en las costillas por lo que al recuperar la libertad debió ser hospitalizado y se le diagnosticaron lesiones internas. A otro de apellido Ojeda, le arrojaron gases lacrimógenos dentro de su celda, lo que le ocasionó la pérdida del conocimiento. Cuando lo recuperó el compañero pidió agua y los policías de Soblich le tiraron un balde. A Daniel Namuncurá, que fue policía y ahora es piquetero, el segundo jefe de la policía lo amenazó con “limpiarlo” por traidor.

Los desocupados hicieron la denuncia y en la semana se hicieron movilizaciones en la ciudad de Neuquén con la participación de MTD, Barrios de Pie, Polo Obrero, MST, trabajadores de Zanón, Rama salud de ATE y la Naranja de la UOCRA, haciendo responsable al Ministro de Gobierno Gorosito de la campaña de intimidación, persecución y violencia contra los sectores en lucha.

PROXIMAS ACTIVIDADES
14 de diciembre: Charla con la Asamblea Popular de San Antonio de Padua, a cargo de los compañeros Pedro Ortiz, Ramiro Geber y María del Carmen Verdú.

20 de diciembre: QUE SE VAYAN TODOS - QUE NO QUEDE NI UNO SOLO - Movilización a Plaza de Mayo.

29 de Diciembre, 19 hs. Gaona y Bahía Blanca a un año de la Masacre de Floresta.

CORREPI

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google