Boletín Informativo N º 458

Correpi
16.Dic.07 :: Boletines Inf. 2007

SUMARIO
1. Crónica del acto antirrepresivo en Plaza de Mayo.
2. Los datos del Archivo.
3. Más policía, con mayor poder de fuego, para reprimir mejor.
4. Cambian los gobiernos, la misma politica: hambre y palos.
5. Tortura: No es un juez, es política de estado.
6. Próximas actividades.

CRÓNICA DEL ACTO ANTIRREPRESIVO EN PLAZA DE MAYO
El viernes 14 por la tarde CORREPI organizó, como todos los años, el acto en Plaza de Mayo en el que presentamos el Archivo de Casos actualizado. Debemos destacar la gran respuesta que tuvo nuestra convocatoria, que nos esforzamos en hacer llegar muy en particular a las comisiones internas y cuerpos de delegados de trabajadores antiburocráticos que este año protagonizaron desiguales luchas contra las patronales, contra sus aliados, las burocracias sindicales, y contra el gendarme de la ganancia empresarial, el gobierno. Así, estuvieron presentes compañeros de Pagoda (San Luis); del Casino, con una nutrida columna; del Hospital Francés; del Hospital Garrahan; de la CGI seccional Buenos Aires de Bancarios; de Fasinpat (ex Zanón); de la J. I. del INDEC, y ante la imposibilidad de acercarse, enviaron su adhesión los compañeros del Hotel Bauen.

Junto a los trabajadores, estuvieron compañeros de la CPS 29 de Mayo, MTR La Dignidad, MTR 12 de Abril, PRML, MTR-CUBa, LSR, Quebracho, MTR Santucho, OTR, PO, BOP, PRG, COD, MTL Rebelde, PTS, Agrupación Norberto Blanco (Fac. Filosofía), Agrupación Plan B (Fac. Cs. Sociales), Comisión de DDHH Villa 21, Area Queer, Frente de Gays, Lesbianas, Travestis y Transexuales, Movimiento Judío por los DDHH, CEEMPA (Esc. Música de Avellaneda), Revista Aldabón, APEMIA, APEL, CEPRODH, HIJOS zona Oeste, Coordinadora Antirrepresiva Oeste, Frente Antirrepresivo Marplatense, COCAPRE (Comisión Carlos Presente), Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos, Comunidades MBYA Guaraní y acercaron su adhesión el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Nos acompañó también Carmen Guede, Madre de Plaza de Mayo que se retiró de la Asociación en disidencia con su giro kirchnerista. Notable fue sin dudas la presencia policial, que instaló desde horas tempranas un descomunal operativo, que llamó la atención de los medios periodísticos que cubrieron la actividad.

Comenzó el acto con las palabras de las compañeras de CORREPI Delia Garcilazo y Estela Velázquez, madres respectivamente de Fito Ríos, asesinado a golpes en la cárcel de Caseros en 1992 y de Matías Bárzola, fusilado por el gatillo fácil en 2003. “Los familiares de las victimas de la represión estatal organizados en CORREPI no somos pobres víctimas dolientes que buscamos solidaridad. Somos militantes que aprendimos de la peor manera a conocer a nuestros enemigos y a distinguir a los traidores, a los que dieron la espalda a quienes los respetaban y admiraban, y también a los 30.000 desaparecidos, que lucharon y dieron sus vidas por cambiar el sistema para asegurarnos un futuro mejor y no para chuparle las medias a un gobierno represor y explotador”, dijo Estela. “Nosotros decimos: Con el estado represor ¡NADA!, con sus gobiernos de turno ¡NADA!, con los amigos del gobierno ¡NADA!. Esos son nuestros enemigos”, remató Delia, antes de cerrar exhortando a todos a tomar como propia la lucha antirrepresiva, porque “el gatillo fácil y las demás formas de represión policial no son un problema de algunos, de los que ya perdimos un hijo o un hermano, con el que se debe ser solidario como si se tratara de un asunto ajeno. Es un tema central para la clase, es la forma en que se descarga la represión contra los pobres no organizados, y por eso pelear contra la represión tiene que ser un tema central para todos los militantes y organizaciones de izquierda”.

Luego intervinieron los compañeros Gustavo Lerer del Hospital Garrahan, David Garuti del Hospital Francés, delegados de Pagoda, del Casino y del INDEC, Myriam Bregman del CeproDH, por Justicia Ya!, Alberto González y Juan Pablo Gelemur, del Frente Antirrepresivo de Mar del Plata y abogado de los trabajadores del puerto, y Alberto Rodríguez, cuñado de Carlos Fuentealba, de la COCAPRE.

En el cierre, los compañeros de CORREPI Nicolás Espósito y María del Carmen Verdú hicieron el balance del año y de la gestión presidencial de Néstor Kirchner en materia represiva. “El gobierno de Néstor Kirchner ha sido el encargado de relegitimar la dominación burguesa, y las facultades represoras del estado y para hacerlo se ha valido, entre otras cosas, de la farsa de los Derechos Humanos. Su consigna ha sido: toda la represión necesaria, con todo el consenso posible. Si hay miseria que no se note, y si hay represión, menos todavía”, dijeron. “Cuando las patotas reprimen a los trabajadores en lucha, dicen que son internas sindicales; cuando secuestran o hacen desaparecer personas, dicen que es ‘la derecha’; cuando aprueban leyes represivas, dicen que son las de Blumberg; cuando las fuerzas de seguridad torturan y matan, dicen que son ‘los resabios de la dictadura’… pero nada de esto es así. Las patotas, las leyes represivas, la policía y demás fuerzas represivas son las del estado burgués que encabezan los Kirchner, la derecha que está en la rosada”, para concluir que “creemos firmemente que la única respuesta posible frente a las políticas represivas del Estado es la organización y la lucha. Sin establecer jerarquías entre las víctimas, entre el pibe de barrio y el ‘militante’. Priorizando el objetivo, no de victimizarnos o de sumar fechas conmemorativas, sino de desenmascarar el verdadero rostro de la represión, su verdadero sentido y propósito. ”

Luego del imprescindible ¡Presente! para los compañeros desaparecidos, para los asesinados por el gatillo fácil y la tortura, y para los caídos en movilizaciones populares, la plaza fue un solo grito: ¡Contra la represión, Organización y Lucha!.

LOS DATOS DEL ARCHIVO
El dato central de esta actualización del Archivo, que coincide con el fin de la presidencia de Néstor Kirchner, es que de los 2.334 casos totales que se registran, 847 corresponden a personas asesinadas por el aparato estatal entre el 25 de mayo de 2003 y el 30 de noviembre de 2007. El gobierno que quiso pasar a la historia como “el de los DDHH”, mató con el gatillo fácil, la tortura, en cárceles o comisarías, a más de 16 personas en cada uno de sus 54 meses de gestión, sosteniendo el promedio -que ningún gobierno anterior tuvo- de más de un muerto día por medio, uno cada 40 horas.

La segunda comprobación que impacta, sobre todo cuando se ven los gráficos que ilustran la presentación, es que casi el 50% de las víctimas tenían entre 15 y 25 años, indicando así cuál es el blanco de las políticas represivas que buscan imponer el control social: los varones jóvenes y pobres.

En la distribución territorial, si bien la provincia de Buenos Aires registra más del 40% del total de casos, se debe considerar la enorme diferencia de población de los distritos. Hecho el cálculo del índice de casos por millón de habitantes, no hay diferencia sustancial entre las provincias de Tierra del Fuego, Santa Fe, Santiago del Estero, Catamarca, Mendoza, Córdoba, Corrientes y la Ciudad de Buenos Aires, que encabezan el listado. Muy cerca, siempre en proporción a su población, siguen La Pampa, Chubut, Río Negro, Neuquén, La Rioja y Entre Ríos.

Toda la presentación, y los ocho gráficos que ilustran estas variables y otras como la modalidad, la fuerza interviniente y la cantidad de casos acumulados, está disponible en nuestra página web, http://correpi.lahaine.org, donde también se puede descargar el archivo completo en formato PDF. También está disponible la nueva edición de nuestra revista AntiRrepresivo, con la presentación completa, cuyo envío por correo pueden solicitar como siempre a correpi@fibertel.com.ar, consignando el domicilio postal. Quienes prefieran recibir por mail el zip del Archivo pueden solicitarlo a la misma dirección.

MÁS POLICÍA, CON MAYOR PODER DE FUEGO, PARA REPRIMIR MEJOR
La policía de Buenos Aires lleva asesinadas 1101 personas desde diciembre de 1983, tanto con jefes de uniforme como civiles. No contentos con este número, el ministro de seguridad de la provincia Carlos Stornelli avisó que pretende “mejorar la potencia de fuego de los cuadros policiales” ya que “la protección de la vida de los habitantes de la provincia de Buenos Aires es la mayor prioridad y responsabilidad”. También dijo “Advierto a las bandas organizadas que comprendan que el tiempo del vandalismo debe terminar definitivamente en la provincia de Buenos Aires, yo no he venido aquí a administrar gélidas estadísticas delictuales”.

Lo que no dijo el ex fiscal federal es que la policía es la mayor banda organizada para cometer, gerenciar o permitir delitos, y que tanto él, como el nuevo jefe de la fuerza Daniel Salcedo y el gobernador Daniel Scioli, se van a enriquecer con los negocios que genera la fuerza que los tres dirigen.

Por supuesto, y como siempre, la excusa de la “inseguridad” es utilizada para dar al aparato represivo más poder político y de fuego para reprimir al pueblo. En vez de dar trabajo, salud, educación, el estado dará un “mayor presencia policial preventiva, nuevas comisarías, aumento de la dotación policial”; su única receta es “responder enérgicamente” a la “amenaza constante” de la delincuencia.

Por supuesto, y como siempre, se “lucharᔠcontra la corrupción policial, ya que ahora, dijo el comisario Salcedo, “la institución vuelve a tener la responsabilidad, la oportunidad, el compromiso de ser conducida por quienes fuimos formados para ello, de ejercer nuevamente la gestión de sus propios actos”. Como si con el civil Arslanian la policía no hubiera podido actuar, ni hubiera tenido privilegios ni la libertad de hacer lo que quisieron.

En la misma línea Scioli aclaró que “la seguridad no se logra sólo con la policía, menos sin la policía y mucho menos aún contra la policía, porque nuestros enemigos son el narcotráfico, los desarmaderos, los que secuestran y matan”. O sea, la mismísima policía, que como todos saben son los dueños y señores de los negocios de las drogas, el tráfico de autos robados, los secuestros extorsivos y todos los demás delitos que ellos explotan.

Nada nuevo bajo el sol bonaerense. Con jefe civil o policial, el estado sólo ofrece más policía, con mayor poder de fuego, para reprimir mejor.

CAMBIAN LOS GOBIERNOS, LA MISMA POLÍTICA: HAMBRE Y PALOS
Desde el mes de octubre, los empleados judiciales de Jujuy vienen sosteniendo un conflicto por aumento salarial. No es menor el dato de que son los peor pagos de todos los judiciales del país. El ahora presidente de la cámara de diputados, y antes gobernador de la provincia, Fellner, aliado de la primera hora del gobierno nacional, sólo otorgó un aumento retroactivo a enero de 2007 del 15% a los jueces, sin conceder ni un centavo de aumento a los demás trabajadores del Poder Judicial.

En este marco, el día lunes, durante la asunción del nuevo gobernador, Walter Barrionuevo (nombre que no trae buenos augurios para los trabajadores), los empleados judiciales de Jujuy se manifestaban portando carteles en demanda de mejoras salariales. Los directivos del gremio jujeño, acompañados de un grupo de trabajadores, concurrieron al acto con la intención de entregar un petitorio al nuevo gobernador ante la urgencia por destrabar el conflicto, que viene de tener compañeros en huelga de hambre que ya debieron ser asistidos por deshidratación cuando llevan casi 100 días de lucha.

La respuesta del nuevo gobierno, fue la de siempre: Una feroz represión que terminó con varias compañeras hospitalizadas y un grupo de compañeros presos, algunos de los cuales a estas horas aún permanecen en una comisaría.

Como se ve, la opresion y la represión son constantes del sistema, y no dependen del gobierno de turno, sino, de una lógica de fierro que se implementa indefectiblemente a sangre y fuego.

TORTURA: NO ES UN JUEZ, ES POLÍTICA DE ESTADO
El miércoles 12 de diciembre el diario Clarín publicó una nota en la que informaba la absolución de tres policías de la comisaría 34ª de la PFA que torturaron a un detenido. Como los jueces calificaron el hecho como “severidades” en lugar de tortura, aunque el hecho estaba probado, como ocurrió en 1996 resolvieron que la causa estaba prescripta. El periodista que hizo la nota, con evidente intención crítica, tituló “Para un tribunal, pegar, tajear y asfixiar a un preso no es tortura”.

El mismo día, a las cinco de la tarde, el TOC 7 de Lomas de Zamora repetía como un calco los argumentos de su par porteño. En la causa por la tortura seguida de muerte de Jorge “Chaco” González, los policías Isidoro Segundo Concha y Ramón Quevedo eran condenados a cuatro años de prisión por homicidio preterintencional en concurso con severidades, cuando el hecho, igual que el publicado por Clarín, era una evidente aplicación de tormentos, con el agregado de que la víctima murió como consecuencia de la tortura.

En ambos casos, y en los centenares que se registran en todo el país, jueces y fiscales obedecen la orden de no condenar policías, prefectos, gendarmes o miembros del servicio penitenciario por torturas. Para lograrlo recurren a las severidades, vejaciones o apremios, que permiten aplicar rápidas liberaciones por prescripción o a lo sumo, dar condenas simbólicas, menores que las que descargan sobre un ladrón de gallinas.

Ya hemos comentado que este año, la “renovada” Corte kirchnerista puso esta orden por escrito, agregando a los argumentos habituales de los jueces, que suelen decir, por ejemplo, que los golpes no son tortura, o que una sola aplicación de submarino seco no alcanza a ser tormento, una bajada de línea de fuerte implicancia política. En el fallo que absolvió por prescripción al comisario René Jesús Derecho, dijeron los cortesanos que la tortura, por definición, es una práctica sistemática del estado, y que como, también por definición, en democracia eso no es posible, pues entonces nunca puede haber tortura si no es bajo un gobierno dictatorial.

Entonces, así como decimos “no es un policía, es toda la institución”, debemos señalar al cronista indignado de Clarín que “no es un juez ni un tribunal, es política judicial que responde a una política de estado”.

PROXIMAS ACTIVIDADES
Jueves, 20 de diciembre, 17:00, marchamos de Congreso a Plaza de Mayo.

—————————————————————-

En La Plata, escuchá Atando Cabos, el programa de CORREPI, los lunes a las 20:00 por Radio Futura, FM 90.5.

Los sábados, a las 18:00, columna de opinión de María del Carmen Verdú en el programa Leña al Fuego, del periodista H. Schiller, por Radio Porteña, ex Radio Ciudad, AM 1110, www.radiodelaciudad.gov.ar, tel. 5371-4600, Sarmiento 1551, 9° piso. Entrada libre y gratuita.

—————————————————————-

CORREPI

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google