INMUNDA INMUNIDAD

CORREPI - Antirrepresivo, diciembre 2003.
20.Dic.03 :: ANTIRR - 2003 Dic

“Somos hijos de las Madres y de las Abuelas”, expuso nuestro presidente ante la Asamblea de las Naciones Unidas. Y somos bastardos de la doctrina de la seguridad nacional, omitió el santacruceño.
No practicamos relaciones carnales, promiscuas, ahora. Adultas y serias, según el canciller.
La doctrina de la seguridad nacional de hoy implica nuevamente hegemonismo de EEUU sobre la vida humana. Ayer contra la excusa comunista, hoy contra el terrorismo. Expresiones militares. Ayer todos los caminos castrenses conducían a la Escuela de las Américas. Pinochet, Galtieri, Ríos Mont, Noriega “de la CIA”, después pretexto para la invasión.
Hoy, Argentina, aliado extra OTAN. Unitas y Aguilas para que los marines ensucien “suelo patrio”. Inmunidad duhaldista, primero, inmunidad kirchnerista, después. “Somos del mismo palo” le dijo a Clinton una arrugada dirigente de DDHH, devenida en Ministra, que un 20 de diciembre de 2001 partía a sus vacaciones en el Este uruguayo.
“Si no realizáramos este ejercicio, el gobierno de los Estados Unidos tomaría la decisión de levantar el apoyo sobre la República Argentina”, afirmó circunspecto Bielsa, el que no entrena al seleccionado.
“¿Somos del mismo palo?” le habrá dicho un presidente de una provincia sureña a otro de un estado sureño del “Gran país del Norte”.
“No, no, no, si no tenemos la inmunidad, no se hace…” suplicó el de defensa Pampurro.
¡Todos al Aguila! ¡A volar al son del Aguila imperial! El ave rauda que tiene el escudo (no el nuestro, tampoco el mexicano).
Inmunidad, ergo impunidad, es decir privilegio, beneficio, es decir: “hacé lo que quieras y me comprometo a no tocarte”.
Cuando EEUU decidió humillar el derecho penal internacional y defecar en el Estatuto de Roma (el que erigió el Tribunal Penal Internacional) empezó a exigirles inmunidad a todos los países bajo extorsiones diversas. Y comenzó con las propias Naciones Unidas amenazando con vetar la continuación de las misiones de paz. En junio el Consejo de Seguridad reaprobó que por los próximos doce meses el T.P.I. no pueda enjuiciar a ningún miembro de aquellas misiones procedente de un país no firmante del tratado de Roma. El títere Kofi Annan, preocupado, sostuvo que de repetirse (claro que se repetirá) “se pone en peligro la autoridad de la ONU y de la Corte Penal Internacional”. El embajador griego fue más concreto: “la inmunidad va en detrimento del propósito final del T.P.I. de poner fin a la impunidad de los crímenes más graves que preocupan a la comunidad internacional”.
¿A EEUU le interesan los crímenes de lesa humanidad? Si no realizáramos el ejercicio aguiluchesco “habríamos dañado la relación con los Estados Unidos”, advertía el canciller K.
Y cuando EEUU no torció el brazo a la comunidad internacional reunida, lo ha hecho chantajeando país débil por país endeble. Generalmente a cambio de ayuda militar para poder masacrar a su propio pueblo como el traidor Uribe Vélez en Colombia. Otros a cambio de cooperación económica. Bolivia le firmó la impunidad so capa de no recibir dos miserables palos verdes. Para el cipayo de Sanchez de Lozada (al igual que Bielsa) conceder la inmunidad era una cuestión de Estado. Para Evo Morales es “carta blanca para matar”. Chile suscribió con vergüenza, por entrar en el libre comercio con yanquilandia. Argentina ¿firmará? Porque según Bush el hombre K derrotó –con su inestimable ayuda - al F.M.I..
Era interesante escuchar al ex canciller menemista defender la inmunidad. Camilión dijo que “el pedido de U.S.A. es justificado” ¿Porqué? ¿Así tienen licencia para matar a gusto y piaccere? El banquero Emilio Cárdenas fue más allá: “hay que cooperar con U.S.A. en el esquema de globalización de la seguridad”. Cierto, para seguir construyendo cementerios…
“Quedaos tranquilos antiimperialistas -exclamó Bielsa-, en el proyecto de inmunidad no se refería a un solo país sino a todos los países en general” .
Chanta K. Como si el milico paraguayo va a estar protegido de cualquier tropelía que pueda acontecer. Ah! Itamaraty persigue los mismos objetivos que el Departamento de Estado.
Eso sí! Inmunidad únicamente funcional reclamó la inteligencia K. Nada de cartas reversales como quería el estilo duhaldista. Se le otorgará sólo en función de la función verdeoliva que cumpla el marine en celo.
Los ejemplos recorren el mundo. El diputado Fayad recordó que en El Salvador un chico de las barras y las estrellas degolló a una señorita que no quiso acostarse con él. Nadie juzgó al galán. Ni en el farabundo Uzulatán ni en Washington. En la Alemania pulcra y teutona, ejemplo similar. En la Italia de tantas bases yanquis, funcionalmente lo mismo. Ni aquí ni allá. Alejandro Teieltelbaun de la Asociación Americana de Juristas (A.A.J.) dice: “Cualquier duda puede evacuarse consultando esos delitos de soldados de EEUU en Okinawa, Japón, Corea del Sur o Filipinas”. Por la inmunidad lograda, no se los juzga en la tierra donde los cometen ni en U.S.A. Supongamos que un Rambo con cara de Top Gun estrellara su F- 16 sobre un barrio de Mendoza provocando muertos y heridos. Esto estaría cubierto por la inmunidad funcional. ¿Quién “paga” los muertos nacionales? ¿Condoleeza Rice o Bielsa?
La inmunidad los salva, los zafa, les evita procesamientos y condenas. Si los militares yanquis no responden ante la ley del país al que ofenden, por delitos comunes sea en ocasión o no de la -de por sí siniestra- maniobra militar, menos van a responder en U.S.A. Y si no responden por los delitos comunes menos por los genocidios que siembran. Siempre al servicio de la democracia y la libertad.
El Aguila III será protagonizado por la fuerza aérea yanqui. Un sucesor del Enola Gay volará por los “cielos patrios”. Los aviadores yanquis modernos provocaron la muerte de 300 panameños del Barrio San Miguelito, atacaron Libia, destruyeron a cientos de yugoeslavos como efectos colaterales, eliminaron numerosas células terroristas en Sudán, mataron civiles en Afganistán y hace meses bombardearon escuelas, hospitales, mercados y viviendas en Bagdad.
“Este ejercicio es conveniente para la República Argentina en el marco de los países que van a participar, incluído Estados Unidos” sostuvo el neokirchnerista, antiguo bordonista y siempre obsecuente Gerardo Conte Grand.
Este ejercicio que -según parece- finalmente no se haría, es indigno para la igualdad ante la ley pero aún más indigno es por nuestra historia y por que es colaborar con los enemigos de la humanidad, como cantaban los combatientes sandinistas.
Daniel A. Stragá

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google